El Aceite de Oliva Virgen Extra un gran aliado para tu salud

El Aceite de Oliva Virgen Extra un gran aliado para tu salud

El aceite de oliva extra virgen es muy utilizado en la gastronomía por su suave sabor y por las múltiples propiedades que tiene para la salud.

Así, tras un gran número de estudios y muchos años de investigación, en la actualidad se le atribuyen numerosas bondades no sólo en materia de salud sino también en cuanto a la belleza se refiere.

El aceite de oliva virgen extra, también conocido como AOVE, contiene cantidades muy significativas de grasas monoinsaturadas además de ácido oleico, relacionados ambos con la reducción del riesgo de padecer enfermedades coronarias.

A esto hay que sumarle que contiene antioxidantes y otros nutrientes antiinflamatorios, que pueden reducir significativamente los niveles de colesterol malo, además de combatir los radicales libres y prevenir el envejecimiento prematuro.

Al utilizar en nuestra dieta el AOVE podemos observar innumerables beneficios para la salud, aquí te detallamos un gran número de ellos.

Te ayuda a perder peso.

El aceite de oliva extra virgen es de gran ayuda para las personas que desean bajar de peso. Esto se debe a que aporta sensación de saciedad y contiene grasas saludables que  estimulan  la pérdida de peso. En este caso, se recomienda consumir con moderación, ya que puede tener un efecto laxante.

Alivia los dolores

Por sus contenidos de oleocantal, el aceite de oliva tiene una acción antiinflamatoria, que ayuda a reducir dolores asociados con las articulaciones y los músculos. Varias investigaciones han concluido que las personas que consumen regularmente aceite de oliva tienen menos dolencias que aquellas que no lo consumen.

Ayuda a prevenir el deterioro mental

Por sus altos contenidos de grasas saludables monoinsaturadas, el aceite de oliva podría retrasar o impedir el deterioro mental, el cual está vinculado a enfermedades mentales como el alzhéimer.

Tiene propiedades anticancerígenas

Un  reciente ha determinado que  las personas que consumen aceite de oliva frecuentemente en su dieta tienen menos incidencia de padecer cáncer. Este importante efecto podría estar relacionado con su alto contenido de ácido oleico, que es el ácido graso predominante en este alimento.

Además, el aceite de oliva contiene antioxidantes, flavonoides, polifenoles y escualeno, los cuales también serían factores clave en este beneficio.

Aliado contra la diabetes

Un estudio publicado por la revista científica Diabetes Care se reveló que cualquier dieta mediterránea que tiene aceite de oliva es capaz de reducir los casos de diabetes tipo II hasta en un 50%.

Esto se debe a que el aceite de oliva contiene grasas saludables que podrían ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y la producción de insulina.

El sistema inmunitario es muy importante para la salud, ya que es el responsable de actuar contra los virus, bacterias y otros microorganismos que pueden provocar enfermedades. El aceite de oliva es rico en antioxidantes y otros nutrientes esenciales que pueden ayudar a fortalecerlo y ofrecerle protección contra las enfermedades.

Disminuye la presión arterial

Solo tres cucharadas diarias de aceite de oliva pueden ayudar a disminuir los niveles altos de presión arterial. Según varios estudios, las grasas saludables del aceite de oliva podrían ayudar a reducir la presión arterial diastólica y sistólica.

Controla el colesterol

El aceite de oliva también es un buen aliado para regular el colesterol y eliminar los excesos de colesterol malo en el organismo. Las grasas monoinsaturadas aumentan los niveles de colesterol bueno y estimulan la eliminación de colesterol malo, previniendo al mismo tiempo problemas cardiovasculares.

Disminuye el encrespamiento del cabello

Las grasas saludables y nutrientes del aceite de oliva también pueden aprovecharse para la belleza del cabello. En este caso, puedes utilizar aceite de oliva extra virgen para disminuir el encrespamiento y conseguir ese peinado que tanto deseas.

Olvídate de geles y otros productos químicos que le hacen daño al cabello. El aceite de oliva es una opción saludable y natural que te ayudará a eliminar el encrespado, regenerar el cabello y conseguir un brillo único.

Humecta la piel naturalmente

Uno de los mejores humectantes naturales para la piel es el aceite de oliva. Aunque en el mercado existen cremas hidratantes para usar todos los días, el aceite de oliva es una excelente alternativa que te permite humectar profundamente la piel, suavizarla, prevenir los signos del envejecimiento prematuro y protegerla de los daños ocasionados por el sol.

Protege de las crónicas enfermedades degenerativas.

El alto consumo de grasa se asocia generalmente con la aparición de enfermedades degenerativas como la arteriosclerosis, asma, diabetes, cáncer de colon, y la artritis. Sin embargo, esto es cierto para las personas que consumen grasas hidrogenadas, grasas animales y aceites vegetales tales como aceite de maíz. Cuando un alto consumo de grasa se debe al consumo de aceite de oliva virgen extra, hay una reducción en la aparición de estas enfermedades degenerativas.

Mantiene un corazón sano.

La sangre humana contiene niveles variables de dos tipos de colesterol, el HDL (beneficioso) y el LDL (nocivo). Los macrófagos dañan la LDL presente en la sangre, causando así la infiltración de las paredes arteriales y formación de la placa, que luego puede dar lugar a accidentes cerebrovasculares y ataques al corazón. El consumo regular de aceite de oliva virgen extra previene la oxidación de las LDL y por lo tanto protege al corazón de estos problemas. También ayuda en la restauración de los niveles normales de antioxidantes que se producen y utilizan para la destrucción de los radicales libres, que podrían dañar el cuerpo de muchas maneras.

Previene la formación de cálculos biliares.

Los estudios médicos han demostrado que el aceite de oliva virgen extra es perfectamente compatible con las necesidades del cuerpo humano. Se crea un vínculo natural con líquidos que son responsables de la formación de cálculos biliares y problemas relacionados con la función bilis del hígado. Por lo tanto el consumo regular de aceite de oliva previene la aparición de cálculos biliares y problemas hepáticos.

Beneficiosos para el estómago.

Millones de personas en todo el mundo sufren de problemas del estómago tales como la enfermedad de úlcera gástrica. La causa principal de las úlceras es el aumento de los niveles de ácido clorhídrico en el estómago. El aceite de oliva virgen extra ayuda a mantener niveles bajos de ácido clorhídrico, lo que impide la formación de úlceras. Es uno de los mejores tratamientos naturales para los trastornos digestivos como el estreñimiento.

Guardar

Guardar