AOVE, un gran aliado en la prevención del Cáncer

AOVE, un gran aliado en la prevención del Cáncer

Del 7 al 14 de octubre se celebra la Semana Europea Contra el Cáncer, periodo en el que se hace más visible esta enfermedad dado que son muchas las organizaciones que durante estos 7 días lanzan campañas de información. Campañas que tienen un elemento en común, la prevención, en el que juega un papel fundamental una correcta y equilibrada nutrición y hábitos de vida saludable.
¿Sabías que el Aceite de Oliva Virgen Extra ayuda a frenar el crecimiento del cáncer, en especial el de mama? Pues si! Un estudio realizado en la Universidad Autónoma de Barcelona así lo ha puesto de manifiesto.
En dicho estudio se utilizaron animales a los que se les implantó un tumor maligno y se les trató con una dieta que contenía grasas procedentes de aceite de oliva virgen extra. Exactamente el ácido oléico del AOVE se mostró una gran capacidad para disminuir la actividad maligna de las células tumorales, logrando en la mayoría de los casos detener el avance de la enfermedad a la vez que disminuyó la virulencia de esta.
Hay que recordar también que el AOVE estimula el crecimiento de determinadas proteínas que desempeñan un importante papel en el proceso programado de las muerte de las células cancerosas.
Así queda comprobado que el consumo de AOVE es muy beneficioso para la prevención del cáncer, dado que previene las lesiones en el núcleo de las células sanas, frena la proliferación de las células cancerosas y disminuye la malignidad del tumor a tratar.Aceitunas verdes y aceite cayendo
Aunque hay que tener en cuenta que no todos los aceites son válidos ya que el AOVE es el único que atesora todos los elementos indispensables para lograr estos beneficios, dado que además del ácido oléico cuenta con un gran número de elementos con potentes propiedades antioxidantes.
Señalar que otro estudio avalado por la Organización Mundial de la Salud elaborado por científicos de la Universidad de Rutgers en Nueva jersey, EE:UU y del Hunter College de Nueva York, pone de manifiesto que el oleocantal, compuesto orgánico natural que se ha aislado del AOVE, provocan la muerte de la célula cancerosa a través de la ruptura de las vesículas que almacenan los residuos de la célula, sin que en el proceso se alteren las células sanas.
Seguro que alguna vez cuando hemos ingerido AOVE nos hemos dado cuenta de un particular sabor ligeramente picante, que es causado precisamente por el oleocantal.

Además de rico es un gran aliado para nuestra salud. ¿A qué esperas para hacer del AOVE un habitual en tu dieta?