El AOVE reduce la presión arterial y previene las enfermedades cardiovasculares

Desde hace siglos se conocen los beneficios que el Aceite de Oliva Virgen Extra aportan a la salud de nuestro organismo,  sobre todo para el corazón, según se ha puesto de manifiesto recientemente en un estudio que se ha publicado en la revista Nutrients.

Estudio en el que se ha investigado sobre la diferencia existente entre los principales grados del aceite de oliva y su contenido en polifenoles y las propiedades antioxidantes que contienen.

Recordar que el aceite de oliva puede ser, refinado, virgen y virgen extra, este último posee un contenido mucho más alto de polifenoles, dado que es el que menos ha sido procesado a la hora de su elaboración.

El estudio en cuestión realizado por investigadores australianos tenía como objetivo determinar si los polifenoles marcaban la diferencia en las principales medidas cardiovaculares,  la presión y la rigidez arterial.

Para ello  contaron con la participación de 50 voluntarios cuya edad media era de 38 años,  de los que una parte  consumieron 60 mililitros de Aceite de Oliva Virgen Extra, con un alto contenido en polifenoles y los restantes tomaron  otro AOVE con menor contenido en polifenoles, por un espacio de tres semanas.

Transcurrido este tiempo y tras un descanso de dos semanas, los participantes en dicho estudio consumieron el AOVE que no habían tomado durante la primera fase del estudio, durante otras tres semanas más.

Los resultados tras concluir el estudio revelaron una significativa reducción de la presión sistólica cuando consumieron al Aceite de Oliva Virgen Extra con mayor contenido de polifenoles.

Un dato de gran importancia, ya que la presión arterial sistólica se tiene muy en cuenta a la hora de analizar los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, sobre todo en personas que han superado los 50 años, ya que a esta edad las arterias se vuelven mucho más rígidas.

Recordar que el número superior en cuanto a la lectura de la presión se refiere, indica cuanta presión ejerce la sangre contras las paredes de nuestras arterias al latir el corazón.

Así, cuanto  menor sea este número (dentro de un rango saludable, por supuesto, que está entre 90 y 120 mmHg), más saludable estará tu corazón.

Reseñar que ni tanto la presión arterial diastólica, es decir el número inferior  en la lectura de la presión arterial, ni tampoco la rigidez arterial se vieron afectados. Aunque eso si, los resultados sistólicos fueron muy prometedores, según extrajeron del estudio los investigadores.

Por tanto afirman que con dicho estudio se pone de manifiesto que cuando tomamos una dieta en la que incluimos Aceite de Oliva Virgen Extra, tenemos más posibilidades de prevenir las enfermedades cardiovasculares, ya que al reducir la presión arterial, disminuirán las posibilidades de padecer enfermedades cardiacas graves y accidentes cerebrovasculares.

Esto es debido, según los investigadores, a que los polifenoles mejoran la función de la delgada membrana que recubre el corazón y los vasos sanguíneos, llamada endotelio.

Sin olvidar que el AOVE aporta otros muchos beneficios a nuestro organismo, siendo un elemento fundamental en la dieta mediterránea, ya que  además de prevenir enfermedades cardiacas, nos aporta vitamina E, y antioxidantes, dos elementos que lo convierten en un potente antiinflamatorio.