¿Aun no conoces el secreto para cuidar bien tu corazón? Nosotros te lo contamos!

¿Aun no conoces el secreto para cuidar bien tu corazón? Nosotros te lo contamos!

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. Fecha que nos invita a reflexionar acerca del cuidado de nuestro motor vital, al que a veces por falta de tiempo o por desinformación no tratamos como se merece.
¿Te has parado a pensar alguna vez que el cuidado de nuestro corazón tiene mucho que ver con la dieta? Pues si! Mantener una correcta alimentación nos va a ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y la base de una buena dieta se sustenta en alimentos saludables y el consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra.
¿Sabes por qué el AOVE es tan importante para tu corazón? Nosotros te lo contamos.
La Fundación Española del Corazón reconoce que la toma diaria de aceite de oliva virgen extra ayuda a que protejamos nuestra salud cardiovascular, debido a sus ácidos grasos y a los elementos antioxidantes del AOVE, que previenen la aparición de la arteriosclerosis a la vez que reducen los niveles de lo que denominamos colesterol malo, el LDL, sin olvidar que reduce la presión arterial.
Además del gran número de antioxidantes que posee el aceite de oliva virgen extra también contiene vitaminas y compuestos naturales como el caroteno y polifenoles ideales para prevenir enfermedades crónicas como las cardiovasculares.
Os recordamos que los polifenoles tienen un gran poder antiinflamatorio y antitrombótico, por lo que ejercen un efecto cardioprotector frente al estrechamiento y endurecimiento de las arterias, la conocida y temida arterioesclerosis, originada por el paso de los años y la pérdida de elasticidad de las mismas.
Un hecho que debemos tomarnos en serio, ya que la arterioesclerosis puede causar angina de pecho, hipertensión arterial o un infarto de miocardio. Por lo que la ingesta de AOVE y por ende de polifenoles ayudan a conservar la función endotelial aportando una mayor concentración de óxido nítrico, minimizando el riesgo isquémico al reducir el estrés oxidativo.
Debemos tener en consideración que el AOVE es rico en ácido oleico, una grasa monoinsaturada que ejerce grandes beneficios en los vasos sanguíneos, al reducir los niveles de colesterol LDL (el malo) a la vez que aumenta el colesterol HDL (el que consideramos como bueno).

Es por ello que debemos preguntarnos si nuestra dieta diaria es beneficiosa para nuestro corazón y el resto de nuestro organismo y si no es así nunca es tarde para probar las bondades de la Dieta Mediterránea y los grandes beneficios que nos aporta el aceite de oliva virgen extra.

El día Mundial del Corazón es un buen momento para comenzar a cuidarnos, nuestro corazón nos lo agradecerá y si ya practicamos un poco de ejercicio, el motor de nuestra vida irá como la seda. Te apuntas?