La empresa Aceite Castillo de Tabernas, nuestra historia

La empresa Aceite Castillo de Tabernas, nuestra historia

Nuestro Olivar, el desierto y la Calidad diferenciada

El Aceite de Oliva Virgen Extra Castillo de Tabernas procede de nuestra propia finca junto al Desierto de Tabernas, en Almería. Más de 110.000 olivos y cerca de 500 hectáreas nos convierten en uno de los mayores productores a nivel internacional, de aceite de oliva virgen extra gourmet con solo 0,1 grado de acidez natural, y con la producción propia garantizada.

El proyecto Castillo de Tabernas es integral, 100% producción propia con Plantaciones de Olivos, Almazara y Comercialización Internacional con nuestras marcas. Las condiciones climáticas especiales del Desierto de Tabernas, con el mayor número de horas de sol al año de toda Europa, un clima semidesértico y la cercanía del Mar Mediterráneo, convierten a esta comarca en un lugar único para producir el mejor aceite de oliva virgen extra, con la máxima cantidad de antioxidantes naturales, que junto al resto de componentes que posee, lo convierten en el mejor aliado de la Dieta Mediterránea y en un gran fuente de Beneficios para la Salud.

Un repaso por nuestra historia

La historia del Cortijo Olivar del Desierto, comienza en 1993, cuando Rafael Ubeda, a sus 57 años de edad, sinónimo durante toda su vida de constancia y lucha dogmática, descubrió que grandes extensiones de terreno que se encontraban abandonadas junto al desierto, en su pueblo natal Tabernas, eran el lugar ideal para realizar un sueño, “Una gran plantación de olivos junto al principal desierto de Europa” Al año siguiente, en 1994, se incorporó al proyecto su hijo Rafael Úbeda Ramal, a la edad de 29 años, aportando al proyecto sus conocimientos en gestión de empresas, marketing y comercialización, adquiridos en su etapa anterior en el sector de la moda. A partir de este momento, juntos comenzaron un proyecto que conjugaba experiencia y modernidad, trasladado a los cultivos las más avanzadas investigaciones agrícolas que existían en el olivar y la extracción del aceite de oliva.

Comienza la comercialización

En 1999 se inició la comercialización de aceite de oliva virgen extra, con la marca Castillo de Tabernas, que se posicionó a nivel internacional , aportando importantes innovaciones en la comercialización del aceite de oliva virgen extra de calidad Premium.

Este proyecto fue pionero en la provincia de Almería, y sirvió de referente para nuevos proyectos de plantaciones de olivar y producción de aceite, que han convertido a Almería en un referente mundial de producción de aceite de oliva virgen extra de la máxima calidad. Innovación en producción: En sus orígenes durante la década de los 90 fue una empresa pionera en aplicar nuevos métodos de producción, cómo separar las aceitunas del árbol y las del suelo durante la recolección, rápido y cuidado traslado a la almazara, molturando antes de las 24 horas, realizando la extracción del aceite en frío, y con estrictos controles de trazabilidad.

Innovación en productos en la comercialización del aceite de oliva Premium, el proyecto Castillo de Tabernas ha sido pionero, entre otras actuaciones, en las siguientes:

  • Primer Aceite procedente del más importante Desierto de Europa.
  • Aceite de oliva virgen extra primero en el mundo, en comercializar con Acidez Natural de 0,1º, reflejándolo en la etiqueta.
  • Primer y único aceite de oliva,  que posee un estudio realizado por una Universidad, sobre sus beneficios para la salud, y que se comercializa con marca propia en el mercado.
  • Primer aceite coupage de “autor” del mercado, reflejando en la etiqueta la cantidad de cada variedad.
  • Única Botella Magnun de 5 litros de aceite gourmet en estuche y presentación de lujo.
  • Creación de dos aceites de oliva para mejorar la alimentación de los niños.
  • Finalmente innovadora línea de productos y diseño de protocolos para masaje, con aceite de oliva.