Aceite de Oliva Virgen Extra como aliado en la lucha contra el cáncer

La incorporación a la dieta de un enfermo de cáncer sobre todo el de mama ayudará a disminuir la actividad maligna de las células tumorales, gracias al ácido oleico que contiene

El  4 de febrero se celebra el Día Mundial del Cáncer, una enfermedad con la que miles de personas lidian a diario en la que la buena alimentación sumado al tratamiento médico son fundamentales para intentar paliar su avance. ¿Sabes que el Aceite de Oliva Virgen ayuda a frenar el crecimiento del cáncer?

Pues sí, según se pone de manifiesto en un estudio realizado en la Universidad Autónoma de Barcelona, en el que se explica cómo  el consumo de AOVE ayuda a ralentizar el aumento sobre todo el cáncer de mama.

En dicho estudio  se utilizaron animales a los que se les implantó un tumor maligno y se les trató con una dieta que contenía grasas procedentes de aceite de oliva virgen extra.

Señalar que, el ácido oléico del AOVE una vez administrado mostró una gran capacidad para disminuir la actividad maligna de las células tumorales, logrando en la mayoría de los casos detener el avance de la enfermedad a la vez que disminuyó la virulencia de esta.

A esto hay que sumarle que el consumo de  Aceite de Oliva Virgen Extra estimula el crecimiento de determinadas proteínas que desempeñan un importante papel en el proceso programado de las muerte de las células cancerosas.

Por lo que es sumamente importante que las personas que padecen esta enfermedad incorporen a su dieta el AOVE, dado que previene las lesiones en el núcleo de las células sanas, frena la proliferación de las células cancerosas y disminuye la malignidad del tumor a tratar.

No debemos olvidar que el Aceite de Oliva Virgen Extra es el único aceite que contiene todos los elementos indispensables para lograr dichos beneficios, ya que además de contener ácido oleico, tiene un gran número de elementos con potentes propiedades antioxidantes.

Sin olvidar que el Oleocantal, compuesto orgánico natural que los científicos han logrado aislar,  responsable del sabor ligeramente picante del AOVE, provoca la muerte de la célula cancerosa, ya que rompe las vesículas donde se almacenan los residuos de la célula maligna, sin que en el proceso de destrucción se alteren las células sanas que están a su alrededor.

Motivos más que suficientes y de peso los que te hemos contado para incorporar a tu dieta el Aceite de Oliva Virgen Extra, que aporta de manera cómoda y sencilla elementos que son altamente beneficiosos para nuestra salud y que nos ayudarán o bien a prevenir el cáncer o a evitar que crezca si ya nos lo han diagnosticado