Investigadores confirman que la unión de la dieta mediterránea y el AOVE previene enfermedades cardiovasculares

El aceite de oliva virgen extra es un pilar esencial de la dieta mediterránea y, por tanto, para la salud. Es un dato científico objetivo, avalado por diferentes investigaciones.

Así lo confirma la Fundación Dieta Mediterránea, que se encarga de investigar y promocionar los valores de la misma, afirmando que “el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) es un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados que le confieren propiedades cardioprotectoras.

Este alimento representa un tesoro dentro de la dieta mediterránea, y ha perdurado a través de siglos entre las costumbres gastronómicas regionales, otorgando a los platos un sabor y aroma únicos”.

En esta línea, habría que recalcar que la dieta mediterránea no es sólo el consumo alimenticio, sino un estilo de vida saludable, donde el AOVE juega un papel básico. Es lo que atestigua una nueva edición revisada y corregida del estudio Predimed, el ensayo de mayor envergadura que se ha realizado sobre nutrición en Europa, en el que se valora el efecto de la dieta mediterránea en la prevención primaria de las enfermedades crónicas, y donde también concluye que la dieta mediterránea suplementada con AOVE previene enfermedades cardiovasculares.

En el caso de Castillo de Tabernas, la empresa almeriense elabora un Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) de máxima calidad, en un magnífico pulmón verde en el centro de la provincia de Almería, junto al Desierto de Tabernas, el lugar con más horas de sol al año de toda Europa, donde mima a más de 100.000 olivos, y uniendo tradición e innovación, elabora tres variedades de aceites de oliva virgen extra, picual, hojiblanca y arbequina, así como las variedades de coupage personalizados, obteniendo un zumo de oliva con solo 0,1 grados de acidez natural, suave y frutado y con una gran cantidad de antioxidantes y componentes naturales beneficiosos para la salud.

Numerosas investigaciones

Pero los beneficios para la salud de la unión de la dieta mediterránea y el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) son múltiples, como reflejan diferentes investigaciones. En esta línea, según un estudio de la Universidad Sapienza de Roma, la oleouropeína -un componente del aceite de oliva virgen extra- reduce los niveles de glucosa en sangre después de las comidas y, por tanto, abre nuevas perspectivas parar combatir la diabetes.

Por su parte, investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Parc Sanitari Sant Joan de Déu (PSSJD), pertenecientes al CIBER de Salud Mental (Cibersam), han desvelado que aquellas personas con una mayor adherencia a la dieta mediterránea, con protagonismo del AOVE, presentan mayores niveles de bienestar psicológico. El estudio, que cuenta con participantes de todo el territorio español, se publicó en la revista Psychology and Health’.

También es enriquecedor para el embarazo. La revista médica ‘Journal of Clinical Medicine’ ha publicado un artículo con los resultado de un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Clínico San Carlos de Madrid que revela que seguir una dieta mediterránea, rica en aceite de oliva virgen extra y suplementada con pistachos, durante el embarazo, se asocia a un menor ingreso hospitalario de los niños durante sus dos primeros años de vida.

Incluso científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) han demostrado que la dieta mediterránea y el consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) muestran efectos beneficiosos sobre la capacidad sexual, a través de la mejora de las propiedades elásticas aórticas y los niveles de testosterona, en hombres mayores procedentes de la isla griega de Icaria. Y la lista de beneficios testados por estudios científicos podría continuar.

Por tanto, el binomio dieta mediterránea y Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) es una excelente decisión por sus beneficios para la salud, y por supuesto, su excelente sabor.